Cirugía de Obesidad y Diabetes tipo II..

La Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica del Hospital Metropolitano cuenta con el respaldo de los mejores cirujanos del país, un equipo multidisciplinario de excelencia para brindarles una atención integral a sus pacientes.

El objetivo de la Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica del Hospital Metropolitano es ofrecer al paciente con sobrepeso, obesidad, diabetes tipo II y síndrome metabólico, un asesoramiento e información precisa sobre el tratamiento integral de sus enfermedades, poniendo a su alcance nuestro conocimiento y experiencia con los más altos estándares de calidad y seguridad en la atención.

Cuerpo Médico

- Coordinador de la Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica: Dr. Max Torres
- Dr. Luis Burbano
- Dra. Ana María Cisneros
- Dr. Ramiro Guadalupe
- Dr. Xavier Guarderas
- Dra. Glenda Herrera
- Dr. Frans Serpa
- Dr. Max Torres

Sobre la Obesidad

La Obesidad es una enfermedad que se caracteriza por el exceso de acumulación de grasa y que nos limita el tener una vida saludable, es causante del desarrollo de enfermedades muy serias que pueden llegar a acortar nuestras vidas.

En casos de la obesidad severa, esta es causante directa del desarrollo de enfermedades como la hipertensión, diabetes, y pérdida del sueño, entre otras. Existen otras enfermedades que se suman entre sí, para producir daño irreparable en ciertos órganos vitales. Sin embargo las buenas noticias son que mediante una pérdida significativa de peso, puede solucionar estas enfermedades en pacientes con obesidad.

Es muy importante comprender que no todos los cuadros de obesidad son iguales. Los especialistas utilizamos valoraciones y cálculos relacionados al Indice de Masa Corporal para definir el peso que la persona debería mantener para llevar una vida sana.

Calculadora de Masa Corporal

Calcule su masa muscular. Aquí

Beneficios de la Cirugía Bariátrica y Metabólica

Los pacientes experimentan mejoría en su calidad de vida y la habilidad de estar más inmersos en las actividades familiares y sociales.

La cirugía le llevara directamente a resolver y mejorar enfermedades mórbidas como diabetes, hipertensión, problemas articulares, mejoría en la capacidad de entrar en sueño profundo al dormir. Hay menor restricción en sus actividades, permitiéndoles tener menores limitaciones sociales y profesionales. Después de la cirugía también se han manifestado cambios positivos en la auto estima, mejora en la calidad de vida, fertilidad femenina, y definitivamente la posibilidad de vidas más largas con buena salud.

OPCIONES QUIRÚRGICAS

Cirugía Laparoscópica de Manga Gástrica

Este procedimiento es el más recomendado, por sus múltiples ventajas:
- Es una cirugía que no altera el funcionamiento del sistema digestivo ni la asimilación de nutrientes.
- Elimina entre el 60% y el 80% del estómago, disminuyendo la capacidad receptora de alimentos.
- Disminuye considerablemente la sensación de “Hambre”.
- La ventaja de este procedimiento, es que elimina la porción del estómago en donde se encuentra las células productoras de la hormona que estimula el hambre. El paciente tendrá la sensación de saciedad, pero con poco alimento.
- Este es el ideal para la mayor parte de pacientes. Pacientes considerados de alto riesgo quirúrgico debido a su gran sobrepeso. En promedio, una pérdida del 60% al 70% del exceso de peso un año después de la cirugía.
- Se estima que el 90% de problemas de salud asociados al sobrepeso mejorarán o se resolverán, fundamentalmente la hipertensión arterial, la diabetes, el dolor de espalda, los trastornos del sueño, y la depresión, entre otros.

Cirugía Laparoscópica de Bypass Gástrico

- El bypass gástrico tiene como finalidad dividir el estómago para utilizar la parte más pequeña y limitar la cantidad de alimentos que se consumen.
- Es un procedimiento quirúrgico que tiene como finalidad reducir el tamaño del estómago al dividirlo en dos partes o secciones, una grande y otra pequeña, que será la que utilice la persona para procesar y digerir sus alimentos, de tal forma que, con menos cantidad de comida, se sienta satisfecha y de esta forma pueda bajar de peso más fácilmente.
- El proceso tiene mucha efectividad y durante un año más o menos la persona estará bajando de peso poco a poco, después deja de hacerlo, porque el estómago va creciendo conforme pasa el tiempo, lo que le permite a la persona aumentar la cantidad de comida, pero como la mitad del estómago que es utilizada, ya está habituada a recibir solamente ella el alimento, el estómago no podrá crecer tanto como lo estaba antes.
- Las primeras semanas después de la cirugía, son determinantes, ya que deben cambiar todos sus hábitos alimenticios.

Procedimiento para corregir cirugías previas que no han resultado exitosas.

- La cirugía bariátrica de revisión y conversión es aquella que se realiza en pacientes que ya han tenido cirugía bariátrica previa y que ya sea por re ganancia de peso, pero estancamiento o por complicación relacionada con el método inicial requieren una segunda o tercera cirugía.

- En otros términos, la cirugía bariátrica de revisión es un área especial de la cirugía bariátrica. Se trata de re intervenir a un paciente operado previamente de cirugía de obesidad por fracaso de la técnica bariátrica debido a una serie de causas:
- Técnica bariátrica inadecuada para ese paciente
- Manejo insuficiente o inadecuado del paciente
- Adelgazamiento insuficiente
- Adelgazamiento excesivo
- Complicación surgida de la primera cirugía
- Conforme aumentan los casos de cirugía de obesidad, se incrementan también los de cirugía de revisión bariátrica. La cirugía de revisión bariátrica tiene una tasa mayor de complicaciones que la cirugía que se realiza por primera vez.
- Se sabe además que el factor esencial en la cirugía de revisión bariátrica es la experiencia del cirujano, el número de pacientes que opere al año y la infraestructura del centro donde trate a sus pacientes. La cirugía de revisión bariátrica requiere equipos altamente especializados.
- Retiro de banda gástrica por erosión o rechazo
- Conversión de banda gástrica a bypass gástrico
- Conversión de banda gástrica a manga gástrica
- Conversión de manga gástrica a bypass gástrico
- Reajuste del tamaño del reservorio gástrico en paciente con bypass
- Otros tipos de cirugía bariátrica de revisión acorde a cada caso

Vida después de la Cirugía

Las modificaciones efectuadas a su tracto gastrointestinal requieren cambios permanentes en sus hábitos alimentarios, que se deben observar para que la reducción de peso tenga éxito. Las instrucciones dietéticas postquirúrgicas varían según cada cirujano. Es posible que usted conozca otros pacientes a quienes se les imparten instrucciones diferentes para seguir luego de su cirugía. Es importante recordar que no todos los cirujanos realizan exactamente el mismo procedimiento quirúrgico de reducción de peso y que las instrucciones sobre dietas difieren según cada cirujano y cada tipo de procedimiento. Lo que sí es muy importante es que usted siga estrictamente las recomendaciones de su médico.

Durante las primeras dos semanas posteriores a la cirugía la dieta será a base de líquidos, luego la consistencia de la dieta va aumentando y se le van agregando poco a poco los diferentes tipos de alimentos. La dieta en los primeros meses es muy rica en proteínas. Se incluyen batidas proteicas, las cuales serán parte de la dieta hasta que el paciente pueda ingerir en cantidades adecuadas las proteínas sólidas que satisfagan el requerimiento diario de cada paciente.

Las siguientes constituyen algunas de las instrucciones sobre dieta generalmente aceptadas que puede encontrar un paciente de cirugía de reducción de peso:
- Cuando empiece a consumir comidas sólidas es esencial que mastique muy bien. No podrá comer bistec ni otro tipo de trozos de carne si no están bien triturados y si no se mastican completamente.
- No beba líquidos junto con la comida. Estos le harán sentirse saciado antes de haber consumido suficiente comida.
- Evite comer postres y otros alimentos azucarados cuando el azúcar aparezca como uno de los tres primeros ingredientes de los mismos.
- Evite las bebidas gaseosas, suplementos nutritivos de alto contenido calórico, batidos de leche, comidas altas en grasas y alimentos de alto contenido de fibra. Evite las bebidas alcohólicas.
- Límite el consumo de refrigerios entre comidas.

Nutrición después de la Cirugía Metabólica

Después de su cirugía usted necesitará realizar cambios en sus patrones alimenticios. Nuestra coordinadora bariátrica, su cirujano y nutrióloga le ayudarán con este proceso. Es muy importante que siga sus recomendaciones e instrucciones inmediatamente después de la operación.

El tamaño de su reservorio gástrico es aproximadamente de 1 onza o una a dos cucharas soperas. Su capacidad inicial será algo limitada, tenga paciencia. Podrá darse cuenta que 2 o 3 cucharadas de comida lo llenarán. Esto es de esperarse. También encontrará que puede comer más de un tipo de alimento que otro. Eso también es normal. Al pasar algún tiempo su bolsa gástrica se estirará; aproximadamente seis meses después de la cirugía podrá aceptar de 8 onzas a 1 taza. A largo plazo, el tamaño de su reservorio podrá llenarse con 8 a 12 onzas o 1 a 1½ tazas. Así pues, la cantidad de alimento que puede podrá consumir a la vez, es limitada.

La cirugía estás diseñada para restringir sólidos, no líquidos, así que los líquidos que beba no lo harán sentirse satisfecho. Tampoco debe tomar líquidos durante o inmediatamente después de la comida, pues colará el alimento como con un chorro de agua a través de la bolsa gástrica y por lo tanto no conseguirá una sensación prolongada de saciedad, lo cual le ayuda a comer menos; sin embargo, permanecer hidratado y beber mucha agua durante el día es muy importante. Usted necesitará aprender a comer y masticar lentamente.

Uno de los cambios más comentados por los pacientes bariátricos es acerca del concepto de desperdiciar los alimentos. Después de cirugía sus ojos y mente todavía trabajan la misma manera que hicieron antes. Sin embargo, debido a la nueva bolsa del estómago, usted se sentirá satisfecho con mucho menos. Es necesario que usted preste atención a las señales de saciedad de su cuerpo y no a sus ojos que aun ven el alimento en el plato.

Riesgos en la cirugía para perder peso
Los riesgos son inherentes a todo procedimiento quirúrgico. La cirugía bariátrica y metabólica no es para todos los casos.

CIRUGÍA PARA LA DIABETES TIPO II

Avances médicos recientes han demostrado que la Diabetes II es remediable. Mediante la aplicación de un procedimiento de cirugía metabólica, pacientes que han vivido presos de las inyecciones de insulina, ahora pueden optar por una solución que lograra que puedan vivir una mejor calidad de vida y sobre todo llevarla con más normalidad. La cirugía metabólica es una alternativa que le puede dar un nuevo horizonte a su vida.

Cirugía Metabólica:

Un nuevo tratamiento para quirúrgico que contribuye a mejorar la Diabetes tipo II.

La cirugía Metabólica se refiere al tratamiento quirúrgico de la Diabetes Mellitus tipo II, representando una nueva opción de tratamiento para esta enfermedad hasta hoy día considerada sólo de tratamiento médico. La Cirugía Metabólica deriva de la cirugía bariátrica o cirugía para la obesidad Mórbida. Se realizan dos tipos de intervenciones: el Bypass Gástrico y el Bypass Duodeno-Yeyunal, el cual consiste en excluir el duodeno y el segmento proximal del yeyuno (primeras pociones del intestino delgado) del tránsito de los alimentos, produciendo cambios en hormonas y receptores ubicados en esta área, las cuales tienen que ver con el control de la glicemia. Este procedimiento también puede realizarse en combinación con la Manga Gástrica.

En este tipo de cirugía se ha reportado remisión de la diabetes en un 85% de los casos y mejoría en un 15%. Es ideal para pacientes que por algún motivo no pueden llevar de manera correcta su tratamiento o aquéllos de difícil control.

Existen algunos criterios para la selección de pacientes en este tipo de cirugía:
- Edad entre 25-60 años
- Índice de Masa Corporal desde 35 kg/m2.
- Diabetes mellitus tipo II con menos de 10 años de evolución.
- Tratamiento con hipoglucemiantes orales (pastillas) o si está siendo tratado con insulina, máximo 7 años utilizándola.